sábado, 18 de julio de 2015

viernes, 4 de octubre de 2013

Esta es una de esas noches rasgadas
de aquellas que escuchas los gemidos de parto
en un solo grito de mujer eterna.
Elévame manantial de la vida
sosténme
dame de beber agua nueva.

miércoles, 11 de septiembre de 2013

Volver: El verbo dice todo.

Volver...la palabra misma dice todo. Las hojas del otoño son arrasadas por el viento, todo diría que es el final de su vida. Regresan otra vez como alas de mariposa o como vientos en la cordillera, como maíz recién cosechado o quizás como miel de panales al otro lado del mundo. Sin tiempo es el retorno, sin música, sin nada, sólo el verbo y  se vuelve otra vez.

lunes, 15 de agosto de 2011

Renacer.



Como los poemas escritos por todos los hombres en todas las lenguas



en todos los tiempos.






Como palabras guardadas en bocas distintas que dicen lo mismo



en todas las horas.






Como las lagrimas derramadas en todos los ojos de los que sufren



en toda la historia.






Amar como aman los hombres que cantan alegres todas las noches



de todas las tierras.






Renacer.




viernes, 22 de octubre de 2010

GATOS DEL CIELO


Extraño celo.


Los gatos de este sueño


corren desesperados como huracanes nocturnos


en el tejado asustado de la casa vieja.



Bajo el resplandor cautivo de la luna


sus sombras azules zigzaguean veloces


como chispas celestas que estallan


en el silencio cargado de la noche.



Extraño amor salvaje.


Sus cuerpos de serpientes voladoras


envueltas en suave pelo


se desplazan en velocidad estelar


de un querer profano.




Cometas terrenales que se luchan y se esparcen


en el continuo fluir de su estirpe.


Aullidos eléctricos


ovillos vivientes que se enredan


en la rota quietud de la noche.


Exótico amor que escucho en mágico silencio


en este que debe ser un sueño


de una noche de miestrio y otra y otra.







lunes, 6 de septiembre de 2010

INCOGNITA


En el misterio que se adentra la vieja
melodia

del cansado marinero.

En la dulce cantada de la mar,
oleada por la suave caricia

en una gaviota que anhela.

En ti, en mí, en el hombre y su
caminata universal

en la bocanada de humo del fustrado
soñador de tesoros vitales.

o el ebrio olor del que dice: la vida no es nada.

Penetración...

Como si la noche despertase de un solo golpe

contemplándose a sí misma desnuda y sola

o talvéz como el sonido imperceptible

de la cuerda que sostiene este canto mudo.

Sin final el silencio, el tunel interminable,

la encrucijada original que intenta revelarse.

Tus hombros, mis hombros agotados

sostienen a duras penas la intensidad del interrogante

sin frescor que alivie las ardencias de nuestras dudas

sin brazos que reemplacen el peso de una cruz

que no buscamos.

jueves, 13 de mayo de 2010

ATRAVIESO LA VIDA EN SILENCIO


Apenas tan pequeña

como un ave trasparente

atravieso el mar infinito

de la vida.


Se escucha un suave rumor

en la tranquiliad del óceano

unos latidos lentos del alma

que descansa.


Abro mis manos de luz plena

mi cuerpo hecho de luna fértil

en el útero que descansa

para siempre

como una flor que apareció

de pronto junto al misterio

de lo nadie sabe.


Algún que otro rumor

en la esfera infinita

del silencio perfecto

apenas si otras aves

se unen a mi vuelo indecifrable

El amor bebe la copa celestial

e insiste en vivir

eternamente

cuando todo dentro de mí

vibra a otro ritmo de la tierra

a otro tono de canciones vanales.


Penetro en la luz en el tiempo

en el silencio en la no vida

apenas mis alas se expanden

y el alma es toda luz

es toda calma.